C-Date

Encuentre contactos exclusivos en su ciudad

Si eres una mujer y quieres saber cómo acostarte con un hombre en la primera cita sin parecer desesperada, ¡sigue leyendo!

A la mayoría de los hombres les parece estupendo que una mujer tenga muchas ganas de acostarse con ellos, pero la mayoría de las mujeres no se sienten cómodas si creen que él cree... bueno ya nos entendemos.

Aquí van algunos truquitos para que el hombre que nos gusta, caiga rendido a nuestros pies en la primera cita y tengamos el mejor sexo de nuestras vidas.

Mantén la mirada unos segundos más o ve un poco más allá de las miradas, arrímate con delicadeza, coloca la mano en su brazo un poco más de lo que impone la buena educación. Una forma de que el mensaje llegue alto y claro es invitarle a tu casa para cenar con cualquier buena excusa, prepara una cena formal con velas, música romántica, tu mejor vestido etc... Dedícale todas tus miradas, que quede bien claro que sólo te interesa él, deja caer el peso de tu cuerpo en el suyo con cualquier excusa y pídele que te ayude en la cocina, aquí puedes tener algún gesto intimidad mayor (no se te ocurra hacerlo en público, la mayoría de los hombres odian la manifestación de expresiones sexuales públicamente a menos que sean ellos los que empiecen).

Si notas que las cosas prosperan, bésale en los labios con cualquier excusa; pocos hombres resisten este tipo de insinuación y no necesitan más señales para tomar las riendas. Si, pese a todo permanece inmóvil con las manos entre sus rodillas mientras veis la película de la tele, ha llegado el momento de comportarte como la mujer liberada que en realidad eres y dile sin rodeos que quieres tener una aventura con él.

Si enrojece y califica tu proposición de inadecuada no te sientas mal por ello, seguro que hubiese sido un desastre en la cama. Haz como si no hubiera pasado nada, dale su chaqueta y acompáñalo a la puerta y cuando se vaya rompe en pedacitos su teléfono y bórralo de la memoria del móvil, un hombre así no te interesa.

La mayoría de los hombres interpretan correctamente una invitación privada para cenar y: o se niegan o se ponen calzoncillos limpios.

>Haga click aqui para apuntarse gratis

Disfrute de aventuras eróticas con clase